Queremos mostrarte cómo abordamos el reto de crear naming en Meteorito.

Trabajamos para darle forma a tu proyecto desde su origen y entender tus planes e ilusiones por ese nuevo negocio que es tan importante para ti y que no sabes cómo nombrar. Materializar todo eso no es tarea fácil y estamos aquí para echarte una mano. Darte una visión profesional, porque el nombre es un elemento tan importante como la propia marca. El naming, además de dar entidad y dotar de significado, es una valiosa herramienta de comunicación que ayudará a diferenciar y dar notoriedad a tu empresa o producto. Por eso merece la pena reflexionar y crear una buena base como punto de partida.

Cuando todaví­a no existe nada materializado, en Meteorito reunimos todas las piezas necesarias para construir un nombre. En primer lugar, extraemos todos los conceptos importantes a transmitir que serán los cimientos de tu preciada obra. El objetivo será conseguir algo único que transmita claramente los valores de tu producto, de tu servicio o de tu empresa.

En Meteorito trabajamos para crear nombres especiales y evocadores que le aporten valor a tu marca y la diferencien del resto. Nombres con contenido y que cuenten historias.

La búsqueda de naming no es una tarea instantánea, sí que puede surgir una brillante idea que nos ilumine el camino pero, normalmente, es el resultado de un proceso de la investigación, del posicionamiento y del trabajo en equipo que se dilata en el tiempo. Siempre va acompañado por las comprobaciones necesarias para asegurarse de que no se generen coincidencias en categorías similares vigentes en el mercado y tener en cuenta si puede generar algún conflicto a la hora de registrarlo en la oficina de marcas y patentes.

A continuación, exponemos una serie de ejemplos prácticos desarrollados en el estudio con soluciones para cada proyecto.

El primer ejemplo marcó el reto de nombrar a una firma de diseño de muebles de origen valenciano, con larga trayectoria familiar en el sector. Que transmitiera una nueva forma de hacer las cosas y la frescura e ilusión de sus dueños. Un concepto de mueble moderno, de líneas depuradas pero conectado con el trabajo artesano. 

El arte de volver a trabajar la madera en su estado puro y la ciudad de Valencia como lugar de origen fueron los pilares de nuestra propuesta de nombre: ENCRÚ. Un término en valenciano que significa en crudo, en el que nos tomamos la licencia de acentuarlo para darle más fuerza.

El trabajo manual, el modelado y el machihembrado de las piezas de madera definieron las líneas de la marca, a partir de una tipografía diseñada desde cero simulando bloques. Las formas simples y robustas junto con el color fresa le acabaron de dar el toque de fuerza y valentía al resultado.

El siguiente ejemplo habla de reunir el conocimiento del sector inmobiliario focalizado en espacios de trabajo y la mejor oferta adaptada a las necesidades del cliente. El reto con el naming era transmitir la mejor opción de buscador de espacios para oficinas.

Centramos las energías en hacer que el nombre defina una persona experta en el tema, en quien confiar por su experiencia y seriedad. De ahí nuestra propuesta: OFFISTER, una contracción de las palabras en inglés Office y Hunter para transmitir la astucia de un cazador de oficinas.

El estilo gráfico, la tipografía y el color, reforzaron la profesionalidad de la empresa y sus servicios.

En el siguiente caso, el objetivo era representar a una clínica de fisioterapia personalizada, cuyo valor no es tratar lesiones sino a las personas que las padecen, velando por su bienestar y huyendo del servicio impersonal muy común en el sector clínico. Todo ello, era reflejo de la personalidad de la dueña, partidaria de terapias de base científica que tratan el problema desde su origen teniendo en cuenta los posibles detonantes psicológicos.  

Por lo tanto, aquí el valor emocional, el nivel de implicación con el paciente y su cuidado eran puntos cruciales para el naming. Así que nuestra propuesta fue MIMUM, directos hacia la cercanía, el trato personal y descriptivo del mimo como valores añadidos al proceso terapéutico. Además, la repetición de la “M” es un simpático guiño con las emes del nombre de Miriam, la dueña de la clínica. 

La tipografía creada desde cero, se inspira en las formas redondeadas de los dedos y de las manos para transmitir el contacto, el apoyo y la terapia fundamentalmente manual y no mecánica. Lejos de la clínica convencional Mimum está más cerca de un hogar.

El último caso desvela el reto de dar nombre y forma a un hotel de cabañas en los árboles. Aquí teníamos varios puntos fuertes que distinguían al servicio que nos guiaron en una dirección. Representar un alojamiento singular en pleno contacto con la naturaleza, emplazado a cierta altura sin uso de tecnología, desde donde poder admirar el bosque en pleno día o noche y escuchar los sonidos del entorno, de la fauna o del susurro del río próximo.

Nuestras ideas se focalizaron en buscar un animal que reuniera todo ese universo, un vigía del bosque que construyera su casa en los árboles y que formara parte de la fauna autóctona. Al ser posible que emitiese algún sonido característico que al escucharlo te transportara al bosque. Nuestra propuesta de naming fue ULOOLO, un vocablo inventado, mitad inglés y mitad castellano que denomina al sonido resultante de ulular del búho. El baseline “Suites” definirá la categoría de servicio de gama alta.

A nivel formal, el uso de la doble “o” nos permitía hacer un guiño gráfico a los ojos del animal, reforzados por las eles que nos permitieron dibujar las orejas. Se creó la tipografía desde cero, para evocar las formas del plumaje o, incluso, de la corteza de los árboles. El color “Cognac” acabó de transmitir el lujo, la magia o la espiritualidad del lugar.